Churros tradicionales y crujientes. Aquí tienes la receta fácil y rápida

Churros tradicionales y crujientes. Aquí tienes la receta fácil y rápida

Pon a prueba tus dotes en la cocina y consiente a tu familia. Hoy vamos a aprender a hacer churros caseros.

Ingredientes

  • 600 ml de agua mineral B-Water Sparkling (muy caliente)
  • 500 kg de harina para churros
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharada de aceite de Oliva extra virgen
  • Aceite para freír
  • Azúcar al gusto
  • Manga pastelera con boquilla rizada

Preparación

En un recipiente coloca el agua caliente, la cucharada de aceite de Oliva y la sal. Pon el recipiente a calentar en la estufa y espera a que comience a hervir, entonces añade la harina. Revuelve rápidamente y con fuerza hasta que se convierta en una masa que no se pega a las paredes.

Retira del recipiente y amasa en la mesa por 5 a 7 minutos, con el fin de que la temperatura sea uniforme en la harina. Tiene que ser un amasado rápido y fuerte, porque en cuanto se enfríe, la masa perderá cualidades y no se formará bien el churro.

Dejar reposar la masa a temperatura ambiente al menos 30 minutos. Pon la masa nuevamente en un recipiente, amasa y añade agua, cucharada a cucharada hasta conseguir una masa pegajosa, pero aún bastante dura. Visualmente tendrá una textura parecida a un puré de papa espeso.

Calienta el aceite para freír, en un sartén a 180-190°C (vigila que la temperatura siempre la misma).

Añade la masa a un dosificador o manga pastelera con boquilla rizada. Comienza a expulsar el churro y dale forma encima del aceite. Fríe los churros poco a poco, ya que el aceite baja mucho de temperatura.

Una vez dorados, ponlos en un plato con papel de cocina o déjalos escurrir en un recipiente con rejilla. Espolvorea con azúcar y ¡a disfrutar!

  • No hay productos en el carrito.
Este sitio web utiliza cookies para asegurar que tengas la mejor experiencia en él.
¡Lo tengo!